Sobrevivir a la familia. No creo

Hola!!

No se muy bien de que va esta entrada, poco lógico, no?

Pero es que estoy con mucho barullo en la cabeza.

Antes de nada como siempre que cuento algo mínimamente personal, quiero dar las gracias a Facebook ya que a pesar de que este blog es anónimo, ha sincronizado datos sin pedir permiso en el móvil y ahora lo sabe familia y amigos. Gracias Facebook!!

Bueno, a lo que iba. Esta semana hemos celebrado con antelación el cumpleaños del peque (nada especial, ni “cool” ni nada, otro día lo cuento) y otra vez ha habido desplante familiar. Sigue leyendo

6 meses

Ya no escribí los adelantos del peque en los 5 meses, y a este paso tampoco voy a hacer los de los 6 meses

Pero esto va a ser más un post dedicado a mí y en lo que siento que a él.

Hace 6 meses ya que convives con nosotros.

Nunca te deseé, ni te anhelé como otras madres, es más, renegaba de los niños (sólo de familiares y amigos, que cuando te cansas lo mandas con los padres 😛 ) y ahora te veo aporrear con todas tus fuerzas tus collares y muñecos de la hamaca y no me imagino la vida sin ti

Si tengo que describir la sensación es como cuando estas enamorado pero un sentimiento permanente, me das paz y alegría cuando voy por la calle y tu sonrisa puede convertir un día gris en un día maravilloso.

Me gusta cuando por la mañana no lloras (y a quien no) y nos llamas para el biberón y esperas paciente a que te lo prepare. Ya podrías hacer lo mismo en otras tomas, pero conforme pasa el día te vuelves más gruñón.

Me encantan tus pedorretas, y tu carácter afable, y aunque bromeo con que te irías con cualquiera, es un alivio poder dejarte en brazos de la gente y que no llores (que ya empiezas a pesar). Tu con que te hagan caso, te da igual quien.

Te quiero mucho y lo que me queda por que esto crea adicción.

Besos, la pesada de tu madre 🙂